Hace 10 años mi vida profesional cambió por completo

Hace 10 años mi vida profesional cambió por completo.

Hace 10 años me incluyeron en un ERE. No se tuvo en cuenta mi experiencia profesional en la empresa (18 años trabajando en diferentes puestos, liderando proyectos y equipos), y mucho menos lo que yo opinaba al respecto.

El golpe fue duro. De repente me sentí rechazada y nada valorada ni profesional ni humanamente. Ahora, aunque suene “raro”, a la semana me sentí profundamente aliviada.

No, yo no habría tenido fuerzas para dejar un trabajo seguro en el que controlaba totalmente el contenido por el deseo de dedicarme a algo que en ese momento me atraía muchísimo y para lo que ya me estaba formando en mi tiempo libre (el coaching), y el ERE fue el empujoncito que necesitaba…

Hace 10 años tomé la decisión profesional más difícil de mi vida. Decidí dejar el camino conocido y apostar por tomar uno nuevo que “me llamaba a voces”.

Hace 10 años decidí hacer caso a mi intuición, y, con el apoyo incondicional de mi marido y familia, aposté por formarme a tope como coach e iniciar un proyecto por mi cuenta…

Los primeros años fueron duros ¡claro!. Empezar de cero en un sector absolutamente desconocido para mí, en un trabajo también nuevo y en soledad…

Ahora, tuve personas que me impulsaron de forma especial en los inicios: Juan Antonio Tubío Capel ¡socio y amigo!, Denise Zarruk Vargas, mentora, amiga y la persona que apostó por mí cuando nadie me conocía, Bibiana Infante Cano (con la que realicé mi primer taller de Disciplina Positiva) y Beatriz Arroyo y el equipo de Escuelas Católicas que me dieron la oportunidad de dar a conocer la Disciplina Positiva a muchísimas personas dedicadas a la educación.

 

Inicié mi camino en las escuelas Escuelas Infantiles El Mundo de Mozart (y aún sigo allí compartiendo!) donde fui desarrollando habilidades y capacidades que no era muy consciente que tenía (formando al equipo docente en comunicación efectiva, desarrollo personal, liderazgo, Disciplina Positiva, etc. y acompañando a familias en la educación de sus hijos en talleres y cursos).

 

 

Nota: Imagen realizada por mi hija Marta ¡toda una artista!

 

Y la rueda empezó a girar, los clientes de coaching a aparecer gracias al “boca a boca” pues no llegué a desarrollar un plan de marketing y comunicación “en condiciones” (las redes sociales son aún mi asignatura pendiente) y las formaciones de Disciplina Positiva a encadenarse…

Y llegué al colegio Colegio La Presentación Madrid (mayo 2017). Allí también me abrieron las puertas, me acogieron “como una más del equipo” y empezamos el proceso de implantación de Disciplina Positiva en el cole que, a fecha de hoy, seguimos desarrollando…

 

 

Hace 10 años cambió mi vida profesional y ahora, me gustaría celebrarlo contigo… ¿Te apuntas?

¡Atent@ a mis publicaciones! En breve te lo cuento…

 

 

“El final del verano llegó ¿cómo estás?”

 

Una de las cosas que más me gusta del coaching es que me enseñó a no “presuponer”, “interpretar” ni “juzgar” y generar preguntas de curiosidad muy potenciadoras…

Bueno, la capacidad de juicio es imposible anularla del todo porque va asociada a nuestra condición de ser humano: percibimos y, casi automáticamente, generamos una opinión al respecto (me gusta, me disgusta, me interesa, no me interesa, lo asocio a…, etc.).

Ahora bien, siendo conscientes de todo esto, podemos distanciarnos de nuestras percepciones y juicios y escuchar a los demás de forma más “limpia”.

Como por ejemplo: se “supone” que las vacaciones “siempre van bien”.

 

Nos “venden” que las vacaciones tienen que ser idílicas, maravillosas…

Muchas personas se pasan todo el año esperando ese viaje tan deseado o esos días especiales para hacer “tantas cosas que no se puede hacer trabajando”, pero… las cosas no siempre salen como nos gustaría.

 

¡Pueden ocurrir tantas cosas en verano!

 

Yo, desde hace ya un montón de años, después de cada verano, cuando me reencuentro con una persona que no veo desde antes del verano, le miro a la cara con atención y pregunto “algo así”: “¿cómo estás? ¿has tenido vacaciones?”, “¿has descansado, disfrutado y renovado la energía?”.

Y ¡qué importante es poder expresar cómo nos sentimos después del verano y cómo volvemos “a la rutina” (eso si “tenemos rutina” y “volvemos a ella” que eso ya son también “presuposiciones”, ¡claro ;)!.

 

Por eso, te invito a reflexionar sobre cómo estás en este “final de verano” y me encantará que lo compartas conmigo.

 

Preguntas:

Con respecto a las 3D’s: este verano, ¿cuánto sientes que has…? (Nada, poco, mucho, muchísimo)

– Desconectado

– Descansado

– Disfrutado

 

¿Cuánta energía sientes que tienes actualmente? (Nada, poca, mucha, muchísima).

 

Si en estos momentos no estás de vacaciones ¿Con cuánta ilusión abordas tu trabajo y/o tareas cotidianas actualmente en el día a día? (Nada, poca, mucha, muchísima).

 

¿Tienes plan de AUTOCUIDADO? Sí/No

 

¿Tienes objetivos profesionales concretos, claros, asequibles y motivantes para los próximos 6 meses? Sí/No

 

Si has contestado “No” a las preguntas del Plan de Autocuidado y objetivos para los próximos meses… te animo a que busques un tiempo para definirlos pues estos dos elementos son CLAVE para que puedas alcanzar el éxito profesional y disfrutar de tu vida a tope…

 

 

Cómo afrontar duelos y pérdidas de forma sana

 

 

 

Hoy quiero presentarte esta joya.

El libro:

   “Me cuido y Te cuido…

     el tránsito ente la vida y la muerte”

              Escritora Carelys Pachano Parra

 

Es un libro pequeño y corto en el que cada frase es sencilla y profunda al mismo tiempo.

 

Está escrito con una delicadeza y sabiduría que muestran la profunda experiencia de su autora.

 

Su forma de abordar una temática tan delicada es maravillosa: concreta, clara, serena, respetuosa y enfocada desde la realidad y la esperanza.

 

 

Todas las personas, en un momento u otro de nuestra vida, nos tenemos que enfrentar a la muerte, pérdida de un ser querido, pérdida de la salud (propia o de alguien querido), etc. y ciertamente es fundamental poder:

– Poner nombre a lo que estamos sintiendo.

– Entender qué nos ocurre (proceso, etapas).

– Disponer de recusos para poder gestionar nuestras emociones de la forma más saludable posible.

– Saber cómo acompañar a nuesto ser querido desde el respeto a sus necesidades y cuidando de las nuestras.

 

Todo esto lo trabaja Carelys en su libro.

 

Al margen del momento vital en el que te encuentres, te recomiendo adquirirlo, echarle un vistazo y “tenerlo cerca” para cuando lo puedas necesitar.

 

Atrévete ¡cambia!

Hay algo de ti que no te gusta… ¡cámbialo!

¿Qué no es fácil? Lo sé, fácil no es, ahora, ¡posible sí!

Si necesitas ayuda para avanzar ¡pídela!

Si necesitas apoyo para encontrar soluciones ¡búscalo!

Ahora, no te pases la vida excusándote y justificándote…

 

¡Atrévete a cambiar!

 

“Soy el capitán de mi alma” (Nelson Mandela)

 

 

 

Feliz 2022-Comenzar de nuevo

¡Feliz 2022! 

No te rindas. Comenzar de nuevo. Seguir adelante, curando las heridas, liberando las emociones y aprendiendo siempre. No te rindas… Comenzar de nuevo…

No te rindas (Mario Benedetti)

No te rindas, aún estás a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo.

Aceptar tus sombras,

enterrar tus miedos,

liberar el lastre,

retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños

destrabar el tiempo,

correr los escombros,

y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda,

y se calle el viento.

Aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

porque lo has querido y porque te quiero

porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron,

vivir la vida y aceptar el reto,

recuperar la risa,

ensayar un canto,

bajar la guardia y extender las manos.

Desplegar las alas

e intentar de nuevo.

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento.

Aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños.

Porque cada día es un comienzo nuevo,

porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Este sitio web utiliza cookies para que tu tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies