El final del verano y cómo fomentar nuestra energía positiva

Imagen: Por cortesía de FreeDigitalPhotos (StuartMiles)

Energía positiva

Y después de las vacaciones ¿qué?.

Al final del verano tenemos dos posibles situaciones:

  • - Haber disfrutado de unas estupendas vacaciones.
  • - Haber tenido ciertas circunstancias que nos han dificultado el disfrute veraniego.
    !!

En ambas situaciones podemos excusarnos para estar malhumorados a la hora de volver a nuestra “vida cotidiana”. Ya sea por lo mucho que se ha disfrutado ¡qué lástima ya se acabó! O por no haber podido cargar las pilas para el curso que comienza…


¿Qué hacemos entonces?
¿Estamos condenados a arrastrarnos hacia el inevitable inicio de día con despertador y el consiguiente día lleno de obligaciones y tareas?.

¡CLARO QUE NO!. Podemos elegir.

Y yo te propongo que optes por afrontar la vuelta del verano con ACTITUD POSITIVA.

¿Cómo conseguirlo?

La teoría es bien sencilla, sólo requiere constancia recordando que nuestra felicidad y disfrute depende fundamentalmente de nosotros…

Mis clientes lo saben bien: ¡me encantan las listas!.

Hoy te invito a realizar dos sencillas listas.

  1. Lista de cosas cotidianas que me generan disfrute, aunque sea algo pequeño, pequeño, como por ejemplo: el aroma del café por la mañana, la sonrisa de mi compañero de trabajo, mi ratito de leer en el metro, el abrazo de mis hijos al recogerles del cole, sentarme en el sofá por la noche, el gusto de acostarme cansada en mi cómoda cama… Se me ocurren muchísimos momentos más ¿y a ti?.

  2. Lista de actividades que me generan energía:
    también te doy algunos ejemplos para estimular tu pensamiento positivo: nadar, caminar, reír, charlar con un buen amigo, escribir, leer, cantar, respirar hondamente, bailar, pintar, hacer algún otro deporte, etc. ¿cuánto tiempo puedo dedicar cada día a alguna de las actividades que me aportan energía? ¿5 minutos? ¿10?. No importante tanto la cantidad de tiempo sino el disfrute que ese tiempo me pueda generar…

¿Qué te parece?, anda, prueba y mantén lo que te propongas al menos el mes de septiembre. Notarás la diferencia. Centra tu energía en lo positivo, si no lo encuentras a la primera, sigue buscando, seguro que tienes al menos 5 momentos cotidianos que puedes disfrutar y alguna actividad que puedas hacer para renovar tu energía.

Ya sé, lo que he dicho no es nada nuevo, ya lo decía Séneca (4 a.C-65 d.C): “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.

La clave está en practicarlo cada día.
¿A qué esperas pues?. TÚ DECIDES.

Imagen: Por cortesía de Stuart Miles/Freedigitalphotos.net 

Leave a comment

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *